Nicolás Queiroz “Desde que estoy acá no me pagaron ni 5 dólares, yo tuve que buscar el lugar donde vivir»

(Guayaquil, 13/06/2020).- «En caso de que un club no haya pagado nosotros retendremos sus valores por derechos de TV y se pagará a los jugadores», afirmó en febrero anterior el español Alberto Díaz, director ejecutivo de la LigaPro, en una entrevista a EL UNIVERSO que fue publicada el 4 de marzo.

Entonces el segundo al mando del ente que rige que el campeonato nacional se refería, entre otros asuntos, a la aplicación de una cultura financiera en los clubes en lo concerniente a la reducción de sus presupuestos anuales, con el fin de poder cumplir sus obligaciones.

Poco después se paralizó el torneo de la LigaPro debido a la emergencia sanitaria en Ecuador a causa de la pandemia del coronavirus, y surgiría una queja de un futbolista foráneo de las filas de Liga de Portoviejo.

En la semana del 20 de abril el argentino Maximiliano Barreiro reveló el retraso de la directiva de La Capira en el pago de sueldos desde enero. A su reclamo se sumó el viernes 12 de junio el volante uruguayo Nicolás Queiroz, quien se encuentra en ese equipo manabita en condición de préstamo por un año.

«Vivía en un hotel en Portoviejo. Cuando dijeron que íbamos a cuarentena, alquilé un departamento en Manta, frente al mar. Yo soy una persona muy hiperactiva, no puedo estar quieto, y eso ayuda muchísimo. Me puse en la lista de los viajes comunitarios y yo me regreso para Argentina con la familia. Conversaremos con los directivos para ver qué va a pasar», narró hace casi dos meses Maxi Barreiro al programa Sucre Deportes.

Similar queja exteriorizó el charrúa en conversación con la misma emisora, con el agregado de que a él no le han pagado «ni 5 dólares» desde su fichaje, en marzo anterior, por lo que se vio obligado a buscar dónde vivir.

Queiroz, que fue cedido por Emelec al club manabita, fue tajante respecto de lo que pueda pasar con su futuro y la falta de diálogo con Roberto Rodríguez, presidente de LDUP.

“Desde que estoy acá no me pagaron ni 5 dólares, yo tuve que buscar el lugar donde vivir, algo que le correspondía a ellos».

Y pese a que no reveló nombres, el uruguayo aseguró que brinda soporte a alguien del equipo que pasa por un momento delicado ante la falta de pagos. «Es lamentable la situación, tengo un compañero que lo sacaron del departamento. Mi compañero y su mujer están viviendo conmigo», dijo a Sucre Deportes.

A %d blogueros les gusta esto: